Solo soy...otoño

Solo soy...otoño
Búsquenme...donde se esconde el sol
Donde exista una canción

Búsquenme...donde se detiene el viento
Donde haya paz o no exista el tiempo
Donde el sol seca las lágrimas
De las nubes en la mañana...

domingo, 24 de mayo de 2009


Recuerdos vienen a mi mente
Allá por los años 70...
Cuando iba al secundario
El Nacional de Comercio
Pantalones bombillas, jean, alpargatas y remeras blancas.
Largos rulos...Duquesa, me llamaban
Por silenciosa, tímida y lejana.
Me gustaba apostar...a quien era mas audas...
Y...ganaba...siempre...
Enamorada del amor y la música.
Al salir del cole,
Arol y yo corríamos a la radio, Nacional de Formosa
Pedíamos canciones
Rock internacional, charlábamos un rato con el chico que pasaba la música.
Aprendíamos mucho con el.
Camino a casa,
Fumando...comiendo frutas de los arboles
Y...por ultimo...hojas de mandarino, como chicle,
Para no dejar rastro del cigarrillo.
Después de la leche, a clases de baile o piano
Simplemente, la bicicleta
Recorriendo las calles a gran velocidad
Y...cuando llegaban las vacaciones
Sin dudar
Al campo
Pasaba gran parte del día, subida a los arboles
Y como era menudita, cualquier hueco me venia bien
Al atardecer...a bañarse al pozo de riego (solo niñas)
Totalmente desnuda y libre...
Las tardes eran para para perseguir víboras y sapos
Cazar y comer perdices, alrededor del fuego
Y...las noches...para dormir...
Bajo las mas grandes y luminosas estrellas, que recuerde
La luna alumbraba y la oscuridad no era tal...
Mis primos, hermanos y yo eramos salvajes
Vivíamos en libertad...esas vacaciones eran algo sin igual
Siempre bajo las miradas de los abuelos...
Ellos no hablaban en guaraní
Porque pensaban que debíamos hablar los dos idiomas
Porque pertenecíamos a los dos pueblos
El verdadero sabor de la vida...
Subir a un árbol, hacerse una corona de flores blancas
Y...tomarse una docena de pomelos, que vas arrancando de la planta...
Y...reír hasta llorar, contando historias tontas...
De vuelta al cole y a la vida normal
Me gustaba ir al cine con mi primo Anibal
Disfrutaba tanto al reírse de mi...aun hoy lo hace...
Y...cuando vuelvo a Formosa...
Mis primas y yo volvemos al campo
O...recorremos las calles, en moto
Y...como yo no se manejar, voy detrás...
Con los brazos extendidos
Con la cara al viento
Cantando...
La risa pronta
Y...La felicidad que me brota...libre...

4 comentarios:

SOL dijo...

Hermosos recuerdos de tu infancia cielo!!!
Tan simples y que te han hecho tan feliz...!!!
Vuelve, siempre vuelve al lugar donde la vida te brinda una sonrisa y un poco de paz!!!
Besos llenos de luz!!!
Feliz lunes!!!

calma dijo...

Recordar es volver a vivir.
Saludos

mimbre dijo...

Hola Gla...
Que bonito, amiga, cuando los recuerdos bienen en malón, la mente se puebla de imagenes y la boca se te llena de sabores tan queridos, eso de la niñez¡¡
Un abrazo enorme y feliz 25 de Mayo
Osvaldo

Poetiza dijo...

Que bello es recordar momentos imborrables, tu post me a hecho recordar a mi. Besos, cuidate mucho.