Solo soy...otoño

Solo soy...otoño
Búsquenme...donde se esconde el sol
Donde exista una canción

Búsquenme...donde se detiene el viento
Donde haya paz o no exista el tiempo
Donde el sol seca las lágrimas
De las nubes en la mañana...

miércoles, 13 de mayo de 2009


Era una tarde de invierno
Una mujer sentada
Un banco
Una plaza
El viento jugaba con su pelo ensortijado
Un cálido sol calentaba sus manos frías...quietas...
Ella miraba a lo lejos
Sin ver...
Tan metida en si misma, estaba...
Que no se daba cuenta
Unos ojos la seguían...
Unos ojos que la amaban de lejos...
Unos ojos que derramaban lágrimas de dolor
Por un amor...que no podía ser
Sus manos se apretaban con furia e impotencia
Con el correr de las horas
Su rostro se cubría de ternura...
Mirarla...le daba calma...le daba paz...
Calma y paz y le duraba hasta el día siguiente
Volvía...para nutrirse de amor
Aun cuando ella no se percatara de su presencia
Pero hoy...algo era diferente...
La veía...mas frágil...mas indefensa...
Quizás sea el frio...pensó...
De pronto
Ella, lo miro y en sus ojos había...
Todo el sol y una dulzura inusual
Ya era tarde...
Dos enfermeros, la llevaron adentro del neuro
Al día siguiente
El volvió, como todos los días
Solo para contemplarla
Ella no estaba y...nunca mas estaría...
Esa tarde la habían enterrado en el cementerio de la ciudad
El la sigue visitando como todas las tardes
Nunca le falta una rosa...un regalo de amor...
Un amor sin restricciones, sin sentido
Un amor para siempre...
Siempre...no tiene final...
Por fin ella...era suya...

El amor no se obliga
El amor no se busca
El amor no tiene tiempo ni frontera
Y...amor es libertad...

4 comentarios:

mardelibertad dijo...

Muy emotivo.el amor es el amor
besos

SOL dijo...

Tu lo has dicho!!!
No hay mas palabras que agregar!!!
Muy bello!!!
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

mimbre dijo...

Hola gla...
Amiga, que hermosura nos regalas hoy... El amor en todo su explendor, en su enésima potencia, en la forma más pura que se pueda sentir, sin tiempo ni frontera...
Un abrazo enorme
Osvaldo

TORO SALVAJE dijo...

Que pena...

Besos.