Solo soy...otoño

Solo soy...otoño
Búsquenme...donde se esconde el sol
Donde exista una canción

Búsquenme...donde se detiene el viento
Donde haya paz o no exista el tiempo
Donde el sol seca las lágrimas
De las nubes en la mañana...

jueves, 15 de diciembre de 2011

Dios...¿existe?


Mientras la burocracia se toma su tiempo...lastima sin piedad al ser que no es...ente
La radio suena llenando de canciones...los locutores no se cansan de decir...
La televisión irradia pornografía y la venta de voluntades se hace habitual y certera
¿Quién decide si paso o no paso?
Si Dios no existe...¿No existe?
Que miedo si de verdad no existe...que miedo...nadie me puede convencer...solo yo...
Hay una puerta muy estrecha...de la pasividad...a la libertad.
De la ineptitud a la libertad.
De la esclavitud a mis vicios...injustificados y amaestrados en mi cuerpo
A la realidad...ninguno lo puede palpar...no...vos tampoco
El cuerpo recepta esta burocracia del gobierno y cae...queda tieso...no...no te equivoques
Es cosa del pobre contra el pobre...que humilla...humilla por un tarro de leche
Y...los anticonceptivos...están vencidos...tirados en cualquier bolsa de supermercado
No...no te equivoques...es tanta la pobreza de los aborígenes...que nadie sabe donde están...
Quizás comiendo gusanos...esos gusanos que también quieren vivir al sol...y no...no pueden
La televisión es una gran prostituta...y la personas que lo habitan...viven del fango rugoso
La radio...vende la música del que paga...nada mas...nada menos
Dios...se cansó y se fue
Porque Dios si existe...pero nos dio la ansiada libertad...ya no decide por nosotros
Libertad...libertad...libertad
De que me sirve si ...tengo hambre...mucha hambre...mas hambre aún que ayer...porque hoy estoy triste y perdida sin tu amor.
De que me sirve...si no tengo nada...ni siquiera un bidet para limpiarme la mierda que estoy comiendo.
Dios si existe...casi puedo dar fe...






1 comentario:

Wílliam Venegas dijo...

Navidad es la hora de una Nueva y Buena Noticia. La Navidad es para recordarnos no solo el nacimiento de alguien muy importante en la Historia, sino también el concepto de su mensaje. Cuando la humanidad insiste en guerras, cuando no soluciona las inequidades de muy distinto tipo, es hora de pensar otra vez en la solidaridad como cualidad del amor: es hora de juntar la paz personal con la paz social. Esta Navidad debe ser cuestionamiento antes que certidumbre. Espero poder reorganizar mi tiempo para recuperar mis visitas a los blogs amigos.

wílliam venegas
La huella del ojo